miércoles, 29 de abril de 2009

¿Y tú qué desayunas?


Artículo extraído de yahoo!respuestas
Abril 29, 2009 at 2:19 pm

Este artículo puede ser la introducción para el tema de la comida o de las diferencias culturales, si se trabajara con niveles básicos habría que adaptar el texto porque tiene demasiado vocabulario y gramática.


"Y tú, ¿qué desayunas?
Leyendo las noticias esta mañana, me ha sorprendido leer que Which?, una empresa inglesa, ha realizado un estudio sobre el contenido de azúcar de los cereales.

Quizás este hecho no parezca tan impactante a primera vista, pero me ha hecho pensar en la manera que tienen de vendernos los cereales: dieta sana, alimentación equilibrada, prepárate para la operación bikini… o para la operación “tanga de leopardo”.
Según Which?, ha habido mejoras desde el estudio que realizaron en 2006, pero aún así los niveles siguen siendo preocupantes. El estudio revela que sólo un 8% de las marcas examinadas en Inglaterra podrían ser aprobadas por la Agencia de Regulación de Consumo Alimentario (Food Standards Agency), y que 31 de las 100 marcas contenían más del equivalente a 4 cucharadas de azúcar en los cereales.
Incluso avisaba de que algunas de las marcas de cerales “sanos” más conocidas contienen la misma cantidad de azúcar que una porción de helado de chocolate. (En este momento no he podido evitar pensar… “¡Pues a partir de ahora, a desayunar helado!”).

Otro aspecto a tener en cuenta es la cantidad de sal que contienen los cereales procesados (y cualquier tipo de comida procesada en general). El otro día leía que en algunos casos puede superar el 10% de la cantidad diaria recomendada. Para evitar esto, puedes consultar la información nutricional que suele venir en los envases, y que además indica las cantidades recomendadas (ejemplo: algo puede ser “light”, pero contener demasiada sal… mejor evitarlo).

Puedes leer el artículo completo en inglés aquí.

Después de todo este estudio científico sobre los cereales, me ha dado por reflexionar sobre el desayuno. Obviamente, todos nos sabemos la cantinela de que “es la comida más importante del día”, pero los hábitos cambian mucho: desde el típico café con leche y barrita de España hasta arroz con verduras y carne en China.

Indudablemente, el desayuno más impresionante que he visto en mi vida es el americanos: huevos, tortitas, salchichas, bacon, ketchup y mermelada… Sin que se quede atrás el desayuno inglés (¡que lleva morcilla, una especie de patatas fritas y judías!).
Esto me hace recordar a cómo han cambiado los hábitos alimenticios en España: mis bisabuelos me contaban que, para aguantar el trabajo todo el día, solían desayunar algo muy muy contundente (en un rango que iba desde gachas a tortilla de patatas o cocido algunos días), para ver luego cómo en los 70 se introdujeron las galletas (¿quién no se acuerda de las hojaldradas de su abuela?), a finales de los 80 la bollería industrial (sí, yo pertenezco a la generación de niños del colesterol), para acabar a finales de los 90 y hasta hoy en día con los productos megalightbajosencalorías.

Yo, por mi parte, intento ser lo más sana posible y poco a poco he ido encontrando lo que más me gusta, que son los cereales, y lo he combinado con algo sano: hacerlos yo en casa. Compro avena y preparo muesli casero: está a mi gusto y controlo qué tiene de cada cosa. Además, una fruta y un café con leche siempre están presentes por la mañana.
Haz clic aquí para ver la receta.

Y tú, ¿qué trucos tienes para la primera comida del día? ¿Cuál es tu desayuno estrella?"